Manuel Godoy
this site the web

Director de Banda y Orquesta

L' elisir d'amore en Les Arts

Septiembre y Octubre de este 2016 lo recordaré por mi nueva colaboración en Les Arts con la Orquesta de la Comunidad valenciana y la producción L' elix d' amore de Donizetti. Como en otras ocasiones, he tenido que trabajar con la Banda interna durante el tiempo previo al estreno, y posteriormente, durante sus cinco funciones. 
Llegado a este punto, tengo que reconocer lo terriblemente difícil que es es este trabajo de director interno. Más allá de las dificultades lógicas que puede tener coordinar un grupo tan heterogéneo y siempre diferente entre bambalinas, luego está la gran problemática de la acústica. Se trata de un principio básico de este fenómeno, que no es otro que el retardo que se produce desde el lugar donde  está la Banda interna hasta los oídos del director en el foso y por supuesto el público. Si esto no se tiene en cuenta, lamentablemente el oyente percibe un desajuste entre orquesta y/o cantantes y grupo interno.
Si calculamos que la Banda se encuentra a una distancia aproximada de 20 metros en línea recta desde mi posición hasta la posición del director en el foso, el cálculo es bien sencillo: Si el sonido se transmite en condiciones normales a 343 m/sg, con una simple regla de tres podemos deducir que el sonido producido por el grupo interno tardará en llegar hasta el foso unas 58 milésimas, y por tanto para que suene a la vez que la orquesta situada en el foso, el director interno debe anticipar el sonido esas 58 milésimas...
Esa es la teoría, sencillo verdad? Nada más lejos de la realidad. Hay varios factores que hay que tener en cuenta y dificultan aún más este trabajo, ahí van algunas:
  • Los músicos tienen acceso visual a los monitores donde aparece en primer plano el director del foso, con lo que tienen que hacer un verdadero esfuerzo en ignorar su tempi y seguir solo los del director interno, además por si fuera poco, escuchan el sonido de la orquesta de fondo con retardo y reverberación, lo que también les puede confundir.
  • El director interno lleva auriculares donde escucha a tiempo real el sonido de la orquesta y escena, con lo que debe anticipar su gesto a la música que está sonando, una acción "anti-natura", pues predecir lo impredecible del gesto de un director, no es fácil.

 Dependiendo del director que está en el foso y su disposición con la banda interna, también se puede facilitar enormemente esta coordinación, pues como ocurre en esta ópera pero también en Aida de Verdi, en un momento determinado la banda ejecuta la parte principal de la música y en estos casos es mucho más sencillo cuando el director desde el foso escucha a la banda interna coordinando así mejor la acústica general de la escena.
Por último, tengo que destacar la enorme calidad de los músicos de la banda interna, la mayoría  solistas en la orquesta de la comunidad. Han trabajado con enorme profesionalidad y generosidad, permitiendo que un trabajo tan complejo se haya realizado con las máximas garantías. Gracias a todos ellos y al Palau de les Arts por confiar en mi una vez más.
A seguir aprendiendo.
   

Metales de Buñol 2016

 
 
Hace dos años y en la última Bienal de Buñol, tuve el inmenso placer de dirigir un grupo de músicos excepcionales. Una formación que con el nombre de Metales y Percusion de Buñol, se presentó en esta Bienal, reuniendo a músicos de las dos bandas locales de La Artística y La Armónica. Aquella experiencia, que llenó casi el Auditorio al aire libre de Buñol, no dejó a nadie impasible. El formato en sí mismo ya era valiente y novedoso, no sólo por el hecho de juntar a músicos de las dos bandas, también por el hecho de presentar una formación basada en los instrumentos de viento metal con colaboración de percusión, piano y bajo eléctrico. No se trataba por tanto de una Brass Band, ni tampoco de una Big Band, pero curiosamente tenía algo que sí recogía el espíritu de ambas.
 
 
 Tras el éxito obtenido en esta bienal del 2014, el excelentísimo ayuntamiento de Buñol nos vuelve a invitar para la siguiente edición en 2016, aunque con alguna ligera variación. Según  mi punto de vista, uno de los motivos por los que el éxito aún ha sido mayor, ha sido precisamente por esta variación, la ubicación del concierto. Nada más y nada menos que la plaza de armas del Castillo de Buñol un lugar emblemático en el centro de la fortaleza, donde pudimos colocar un vistoso escenario y cuya acústica sorprendió a todos.                                                                                     Otra diferencia con respecto a la primera edición y que también ha favorecido el enorme éxito, ha sido sin duda la elección de un repertorio musical increíble. Con arreglos extremadamente cuidados de los músicos Cristian Ibáñez y Adrián Moscardó, nos presentamos ante el numeroso público con temas del Pop/Rock de los años 60 a 90. Décadas que sin duda han sido la cuna de los mejores temas de la historia de la música del Pop, rock y baile.   También  me gustaría añadir el ambiente tan increíble que hemos disfrutado durante los ensayos.Dias intensos de parciales, con o sin instrumento...en los que hemos podido disfrutar, además de musicalmente, de la convivencia, risas, almuerzos y noches interminables de ensayos que terminaban irremediablemente con algún cubata o cerveza en la mano. Buen plan no?   Se decidió llamar a este concierto baile en la plaza de armas, y nunca fue más acertado, pues para sorpresa de todos, durante el concierto, el numeroso público que llenó la plaza, se puso delante del  escenario a bailar cada uno de los temas como si se tratara de aquellos añorados guateques "sesenteros" de nuestros padres, aquellos bailes de verbena.  Algo nuevo y que no esperábamos nadie.  
 
 
 

Gala lirica en Montserrat

 
La verdad es que voy bastante retrasado mi blog, y tras seis meses de este concierto, me gustaría ahora dejar testimonio de lo mucho que disfrutamos antes y durante el concierto.
Fue el 26 de Junio del 2016 en la Magnífica Plaza del Ayuntamiento de Montserrat, con numeroso público y con una temperatura ideal que facilitó que las condiciones extramusicales fueran perfectas. El concierto comenzó con la obertura el tambor de granaderos, al que se siguieron de manera ininterrumpida, diferentes fragmentos de las zarzuelas más conocidas.
 
El coro estaba formado por la coral de la SIUM y la coral de Turis, todos ellos dirigidos y bien trabajados por su excelente directora Marta Mármol. Decorado, vestuario y producción propia, que demuestran una vez más lo mucho que se puede realizar con pocos medios y no tanto tiempo....Los solistas fantásticos y la sección de la banda para este concierto, seria y comprometida.
Los arreglos de la zarzuela fueron realizados todos ellos por Víctor Segura, que además de oboe solista y Presidente de la Sociedad, es un magnífico arreglísta y compositor.
Como decía anteriormente, hubo que hacer una sección reducida de la banda sinfónica, para balancear mejor con los coros y solistas. Este hecho, facilitó un mejor resultado sonoro en el conjunto y permitió que los solistas actuarán con mayor comodidad.
 
Seguramente este concierto no ha pasado inadvertido, y me temo que será el primero de un ciclo que de tener continuidad, podría convertirse en favorito por el público fiel de Montserrat. Esperemos que así sea, pues sinceramente, pienso que esta música pese a su simplicidad en cuanto a escritura, encierra enormes dificultades interpretativas que nos harán madurar y aprender constantemente a todos/as.
 
 
 

Experiencia en Jurado Internacional

     Pronto se cumple un año en el que tuve el inmenso placer de formar parte del Jurado del Certamen Internacional de Bandas de Altea 2015. Una experiencia nueva para mí y un privilegio haber sido, en primer lugar, propuesto por el comité artístico del Certamen y en segundo lugar, tener la suerte de salir designado tras el sorteo público.


    Lujo ha sido sin duda estar acompañado por miembros con trayectorias impecables y envidiables, como el gran Director y músico portugués Paulo Martins, quien ejerció como Presidente del Jurado, y como segundo vocal, Timothy Reinysh director icónico en el repertorio mundial de música para vientos, vamos, un verdadero mito en vida.

    Dicho todo esto de la ilusión, tengo que reconocer lo difícil e injusto que ha sido juzgar...y sobre todo, valorar el trabajo y esfuerzo del prójimo y encima, con la impersonal cifra numérica que va del 0 al 10....Sin duda, cualquiera de las bandas participantes era merecedora del Primer premio, y no me refiero al premio que te distingue entre las demás, cuando sumas cada uno de los apartados, sino al premio que debería poner en valor el mérito cultural y la labor sociológica que realizan cada una de las formaciones que se presentan.


     Mi opinión, es que en una actuación de aproximadamente 50 minutos, hay  factores que tristemente un Jurado no puede cuantificar de manera objetiva, como son los llamados "méritos artisticos", y que hacen que irremediablemente una banda tenga mayor puntuación que otra.  Estos méritos, concretados en fríos puntos, no sólo deberían responder a la calidad interpretativa del momento, ni tampoco a la elección de una u otra obra libre, ni tan siquiera a la incuestionable calidad individual de los músicos profesionales que colaboran en cada una de las bandas. Debería se mucho más serio, aunque tristemente algo utópico...un Jurado debería en primer lugar, conocer prácticamente de memoria cada una de las obras que se van a juzgar, tanto la libre como la obligada. Saber dónde están sus dificultades, los problemas de articulación, afinación, balances, dinámicas, licencias interpretativas, consensuar con el resto de miembros del Jurado, aquellos argumentos musicales  exigibles en cada una de las obras, y por supuesto, llevarlo todo en un plan minucioso de escucha activa preparado previamente , para que por los menos, la parte musical sea totalmente incuestionable ni superflua y por tanto, no suponga tema de discusión. Será por deformación profesional, pero en mi caso, y como profesor de instituto, cuando un alumno quiere revisar su examen por disconformidad con la nota, siempre tengo preparados los argumentos y/o motivos que se requieren. Esto que parece una obviedad, no es lo corriente en algunos certámenes que he tenido que sufrir al otro lado como Director...
    Yendo más allá,  la cosa no debe quedar ahí, a continuación, y en un segundo plano pero no menos importante, también se debería valorar y juzgar a cada agrupación conociendo su historia,  su proyecto a medio y largo plazo, su labor cultural en la programación anual, su implicación en la difusión de la música original para banda y no sólo con el repertorio clásico, etc...Todos y cada uno de estos aspectos y otros más, que desde mi punto de vista, favorecerian una valoración más individualizada y por ende, más justa. En fin, muy complicado verdad? ...Ya lo creo.




Concierto con la Orquesta de la Costa Altántica, Portugal.


    
    Hace menos de un año que tuve la suerte de proclamarme ganador absoluto del I Concurso internacional de Dirección de Orquesta en Esposende, Portugal, una maravillosa ciudad situada en la costa atlántica a menos de 40 Km de Oporto. La Orquesta de la Costa Atlántica , es una asociación cultural no lucrativa, que basa su actividad en impulsar y promover la vida cultural, educativa y social a través de la música. Como academia internacional de dirección de orquesta, cuenta con profesores de reconocido prestigio como Colin Metters, Kenneth Kiesler, Luis Clemente o Mark Stringer.
    

2015 Conducting Competition results

 

1st prizeManuel Godoy (Spain)

2nd prize - Marco Bons (Netherlands)

3th prize - Ricardo Carrillo Espigares (Spain)


  

     Como premio, he tenido esta invitación para dirigir íntegramente este concierto, sin duda, el mejor premio que se puede ofrecer en cualquier concurso de dirección orquestal. El programa del concierto sin interrupción fue la obertura "sueño de una noche de verano" de Mendelssohn y la Sinfonia 4 de Beethoven. Una orquesta disciplinada y bien trabajada, en que destacaría su sección de viento. Una mención especial merece el Concertino de la orquesta Nuno Soares, quien me merece un gran respeto musical y por supuesto como persona.

      Espero que vaya muy bien a esta joven orquesta y ojalá nuestros caminos vuelvan a cruzarse en un futuro. Mouto obrigado!!

https://youtu.be/tGElVth47Os

https://youtu.be/XOa84Ca3gKk

https://youtu.be/98rBxMs7F9o


   

Concierto con la Sinfónica de La Rioja


    Pocos conciertos he disfrutado tan intensamente como el dirigido con la Orquesta Sinfónica de La Rioja, un concierto que tuvo lugar el 14 de Mayo del 2016 en el riojaforum de Logroño, un magnífico auditorio con buena acústica. El programa, interpretado sin interrupción, estaba iniciado por la legendaria obertura de Beethoven, Coriolano.

    Esta música, lejos de ser una obertura operística y concebida explícitamente para ser interpretada en concierto, define a mi parecer el auténtico logro del compositor alemán y que quizás ningún otro compositor ha sabido plasmar tan bien como él. En esta obra, Beethoven no describe programáticamente una escena o historia como harían otros compositores años más tarde,  sino que tiene la capacidad de lograr algo curioso, la empatía entre el oyente y la lucha interna de un personaje que se debate entre el amor a los suyos y el deseo de venganza hacia su propio pueblo, algo difícil de conseguir hoy día hasta en lenguaje cinematográfico. Me pasa con esta obertura como con la de Egmont, cada vez que la escucho, no puedo dejar de pensar en la amargura del personaje y su desdicha.



      Tras la magnífica obertura, interpretamos la Sinfonia 4 de Beethoven. Hay mucho escrito sobre las sinfonías de Beethoven...que si las pares son más trascendentales y las impares más impulsivas y dramáticas, en fin, aquí los musicólogos tienen trabajo y no me meteré en ese jardín, lo que sí puedo decir, es que cualquier Sinfonia de Beethoven es un conjunto de verdades eternas sobre composición y tratamiento de la orquesta clásica en su camino hacia el romanticismo. Música pura, forma de manual, exposición de temas increíbles y lo más sorprendente...un sutil humor alemán, muy particular, utilizado en innumerables sitios de la sinfonia. Y es que esa foto de Beethoven que circula por ahí, con el ceño fruncido y con cara de dolor abdominal no le ha hecho mucho bien...Beethoven se divierte en sus sinfonías con un inteligente tratamiento de los vientos y líneas melódicas alegres y exultantes.

     Habría sido mejor si hubiéramos podido completar el programa con un concierto para solista, u otra pieza, pero con tres ensayos más el general, suponía algo imposible.
   

     No conocía esta joven orquesta. Un fabuloso grupo humano que trabaja con muchísima ilusión en un proyecto sinfónico para la comunidad riojana y cuyo objetivo principal es la formación de sus jóvenes músicos mediante la práctica real en una orquesta sinfónica. Integrada por músicos profesionales provenientes de diferentes conservatorios, alumnos/as del conservatorio profesional de Logroño y ex-alumnos/as, forman un grupo sólido donde cualquier proyecto es posible...aunque sea en tres dias...!! Una grata sorpresa, tanto por la calidad de sus músicos, como por la ilusión y actitud de todos/as que me han hecho sentir desde el primer momento como en casa. Quiero agradecer a mi buen amigo Felipe Manzano y a Pilar Azagra su hospitalidad, cariño y profesionalidad, habéis emprendido un maravilloso camino, os deseo lo mejor para vosotros y la Orquesta de La Rioja. Hasta pronto!!
 


Aida en Les Arts




    Este pasado día 9 de Marzo del 2016 he podido colaborar de nuevo como Director interno en Les Arts. En esta ocasión ha sido con la fabulosa ópera Aida de Verdi. Una semana "movidita", pues los primeros ensayos y funciones coincidian con mi invitación en la OEX y el ciclo de conciertos didácticos en Badajoz. Así pues, con tan solo un ensayo general y la asistencia a alguna función como "mirón", debía enfrentarme a la quinta y última función de la ópera, pues el resto las realizaba el Maestro Ricardo Casero, a quien debo mi eterna gratitud por confiarme este trabajo.

Con Ramon Tebar en el foso como Director musical y con un aforo lleno "a reventar" durante las cinco funciones, puedo afirmar una vez más, lo afortunado que me he sentido al poder estar de nuevo tan cerca de los grandes y así, aprender cada día nuevas cosas.                                                                      De la banda interna solo puedo decir que, como siempre, han trabajado de manera profesional, demostrando en cada una de sus intervenciones la calidad que atesoran no sólo a nivel individual que es enorme, también como ensemble.
     
     Trabajar detrás del escenario en una ópera como director interno, es desde luego un trabajo apasionante  que ofrece la oportunidad de observar el montaje progresivo de estas producciones escénicas y musicales. El trabajo es enorme y la organización es esencial para que todo esté en su sitio en el momento apropiado. Y es que desde luego, es otro mundo, muy diferente al resultado que observa el espectador cómodamente sentado en su localidad.


    Espero que sigan confiando en mi trabajo en Les Arts para un futuro, pues sin duda me esforzaré para dar lo mejor en cada una de mis colaboraciones. De nuevo gracias Richard y hasta siempre!!

Pelleas y Melisande con la Orquesta de Extremadura

Este mes de Febrero del 2016 lo recordaré toda mi vida gracias a la gran experiencia disfrutada como Director invitado en el ciclo de conciertos didácticos que organiza la OEX, una gran orquesta integrada por grandísimos  profesionales que han hecho, si cabe, más agradable mi colaboración durante toda la semana. 




    Nunca me cansaré de repetir lo importante que son los conciertos didácticos para escolares. Oportunidad única para niños/as que nunca antes han visto ni oído una orquesta sinfónica en directo, pero también una oportunidad para que las orquestas sinfónicas puedan captar y ampliar nuevos públicos y demostrar a la vez, que el lenguaje de la música clásica está vivo por encima de modas, épocas y generaciones. 

    Cuando Sibelius puso música a la romántica historia de Pelleas y Melisande, lo hizo probablemente con la idea de reforzar una escena que ya de por sí, tenía una gran fuerza dramática. Una historia que ha sido puesta en música en más ocasiones por músicos como Debussy, Fauré y  Schoemberg, y que aunque lo hicieron en diferentes épocas y formas, buscaron una misma intención, trasladar al público la pieza literaria del teatro simbolista escrita por Maeterlinck, que describe el amor prohibido y maldito de los personajes que dan nombre a esta obra. 



    Un tema que quizás nos parezca un poco duro y exigente para la comprensión de los niños, pero una vez visto el resultado de la mano de la actriz y narradora Belén Otxotorena, nos demuestra una vez más, el poder y la fuerza que tiene la palabra y la música. Historia que enfrenta los sentimientos humanos más profundos, como el amor, los celos y la tristeza, y que rápidamente empatizan con los niños y niñas. Belén sabe bien cómo entonar cada frase, dónde hacer la pausa, cambiar el gesto, y en definitiva, atrapar al oyente de manera que se obtiene una atención y silencio digno del auditorio más exigente. Al final, queda una pregunta en el aire, ¿Habría sido posible otro final para esta historia?


    La música de Sibelius es densa y plena de lenguaje romántico, lo que refuerza cada uno de los episodios de esta suite sinfónica. Música descriptiva, casi visual me atrevería a decir en momentos como " a orillas del mar", "Melisande y la rueca" o la "muerte de Melisande". Una música, que acompañada de la narración del cuento, es lo más parecido a una banda sonora que los jóvenes asocian con total naturalidad desde el principio del concierto. 
    Como he dicho, una verdadera oportunidad para conocer esta música, pero también para acercarnos de nuevo al público futuro. Cuánto trabajo queda por hacer...hasta siempre Orquesta de Extremadura!! Un verdadero lujo!!



Primer Premio en Concurso Internacional de Dirección



 Este pasado 3 de Agosto del 2015 he tenido la inmensa fortuna de proclamarme ganador del Primer premio del Concurso Internacional de Dirección de Orquesta de la Costa Atlántica en Portugal. Este premio consiste en 2000€ en metálico, una beca de estudios y un concierto invitado con la Orquesta Sinfónica de la Costa Altántica en la próxima temporada. A continuación, contaré mi experiencia:


   

Para empezar, este concurso celebra su Primera edición este año 2015 y según la organización, hubieron más de cien solicitudes llegadas de todas partes, España, Bulgaria, Polonia, EEUU, China, Japón, Italia, Alemania, Holanda, Chile, etc...

    Lo más interesante a priori, además del repertorio, era sin duda la inexistencia de los límites de edad que aparecen injustamente en la mayoría de concursos de dirección y que suelen imposibilitar que directoresn con algunos añitos, o mejor diría yo..."experiencia vital", podamos tener la oportunidad de ampliar nuestras expectativas y por que no, nuestros deseos de superación. Así pues, envié mi curriculum actualizado y como exigía las bases, un video dirigiendo de unos quince minutos. Les mandé un enlace de YouTube con la Sinfonia 5 de Beethoven en su primer movimiento, que justamente había dirigido tan sólo hacia unos meses con la Orquesta de Córdoba . Bien, pues al cabo de unas semanas me comunican que he sido felizmente seleccionado junto a otros veintinueve directores, esto va en serio pensé, habrá que ponerse a estudiar. Y llegados a este punto, quiero destacar una cosa aunque suene pretencioso, y es que a esto de estudiar me ganan muy pocos, pues siempre he pensado que la mejor defensa de uno mismo es la preparación.



   Viendo la lista de candidatos,  y como dice mi hija "escarbando por internet", pude comprobar el nivel de directores que se presentaban. Jóvenes, cualificados y algunos, incluso titulares de orquestas profesionales...bueno, aun con mayor razón había que prepararse lo máximo. El repertorio, increíble, algunas obras ya las conocía, como la Sinfonia I de Brahms que estudié con el maestro Adams hace más de 25 años!!...La Sinfonia 4 de Tchaicowsky, que también había preparado hace 9 años con la Orquesta de Valencia en un Masterclass con el maestro Pehlivanian. El resto suponía un verdadero reto, el octeto de Stravinsky, las canciones bíblicas de Dvorak en su versión original para barítono y piano y la Serenade para vientos Op. 44 también del mismo compositor.


   Ya inmerso en el concurso, fui superando fases, siendo la primera la más determinante, pues de treinta directores solo pasaban 12. A la semifinal pasamos 8 y a la final 5. Quizás para futuras ediciones, no estaría mal replantear los plazos temporales entre fases, pues se dio la circunstancia que en un mismo día, el día 3 de agosto, estaba convocada la semifinal por la mañana en dos plazos, primero Stravinsky, un par de horas de descanso y Dvorak todo en la misma mañana, y la final por la tarde a partir de las 20:30h !!...algo un tanto agobiante aunque para la concentración y sobre todo para el repaso final de la partitura.


    Reconozco que Tchaikovsky no lo llevaba como a mi me habría gustado, pero claro, quien me iba a decir a mi que llegaría a la final!!...Resultó curioso que el jurado estaba dentro de la Orquesta, me imagino que con el objetivo de tener una buena visión del Director,  e incluso interrumpían en algún momento mi trabajo con la orquesta haciendo algunas preguntas, cuestión que me supuso un poco de estrés y dudas sobre mi actuación.
    Tras una brevísima deliberación, tanto que incluso algunos finalistas que habían ido a cenar no estaban, me encuentro con la sorpresa de mi premio y lo más importante para mi, los enriquecedores comentarios privados de los miembros del jurado. Una pasada!! 

     No quiero acabar mi entrada sin referirme a mis compañeros de concurso, sobre todo a los españoles con los que he tenido más relación, grandes directores y grandes personas. Espero que a todos les vaya muy bien en su carrera profesional y seguro que en un futuro ganarán concursos y premios como éste, pues sinceramente pienso que cualquiera de ellos también lo habrían merecido.
   

Conciertos con la Orquesta de la Valldigna

   


    Este pasado mes de Junio del 2015, he podido colaborar como Director invitado durante dos conciertos con la Orquesta de La Valldigna (Valencia).  El primero de ellos, en la casa de la cultura de la localidad de Benifairó de la Valdigna, con gran afluencia de público, algo inusual dadas las circunstancias horarias y sobre todo por la "ola de calor" que sufrimos de casi 40º de temperatura. El otro concierto, al día siguiente, Domingo por la mañana, en esta ocasión en el auditorio de la SIUM de Tavernes de la Valldigna, un lugar cómodo, amplio y con muy buena acústica. Una pena el horario, porque de haber sido por la tarde, seguramente habría habido más aforo.
     El programa de concierto, un verdadero reto, no sólo para la Orquesta...



    Desde que tuve la oportunidad de dirigir la Sinfonía Escocesa de Mendelssohn en el Concurso internacional de Direccion Córdoba, me prometí volver a hacer música de este compositor en cuanto tuviera la oportunidad. Una música pura e inmersa en el Romanticismo más descriptivo. La obertura de la Hébridas, una verdadera prueba para las cuerdas de la Orquesta de la Valldigna, en su vertiente más expresiva y musical. La segunda obra estaba protagonizada por dos jóvenes solistas del violin, Bárbara y Yasmina, quienes resolvieron con claridad el popular doble concierto en re m de Bach. 


    La segunda parte, estaba protagonizada por la actuación de la cantaora Isabel Julve. Una artista de los pies a la cabeza, con un dinamismo y energía tan contagiosa, que facilitó enormemente el trabajo en tan pocos ensayos.
    Un arreglo para orquesta de "Suspiros de España", pasodoble que rompía el formalismo y seriedad de la primera parte y anticipaba una segunda parte más popular con la interpretación del "Amor Brujo" de Manuel de Falla. Precisamente ahora celebramos el cien aniversario de la composición de este Ballet. 
    Una buena experiencia que espero volver a repetir alguna vez. Enhorabuena y hasta siempre.

Ciclo de conciertos con la Orquesta de Córdoba

      
      El pasado año 2014 tuve la gran fortuna de obtener un segundo premio de dirección de orquesta y un premio especial del público por mi participación en el III Concurso internacional de Direccion de orquesta organizado por la Sinfónica de Córdoba. El premio consistía en dirigir un ciclo de conciertos didácticos y familiares en la siguiente temporada.
      
Desde la orquesta y a través de su Director titular D. Lorenzo Ramos , a quien agradezco desde aquí su interés y amabilidad, se me propuso un proyecto muy interesante, con obras de repertorio popular que atraparían enseguida a un público joven y entregado:

W. A. MOZART
Obertura de las Bodas de Fígaro
L. v. BEETHOVEN
Sinfonía nº5 1er movimiento
G. BIZET
Dragones d’ Alcalá (suite nº1 de “Carmen”)
W. A. MOZART
Concierto para fagot (1er movimiento)
R .STRAUSS
Perpetuum Mobile (polka)
G. BIZET
Seguidilla (suite nº1 de “Carmen”)
E. GRIEG
La Muerte de Ase (Suite “Peer Gynt”)
M. GLINKA
Obertura de “Rusland y Ludmila”


     El repertorio estaba dentro de un proyecto didáctico llamado "La historia de Nold", y contaba con la colaboración de su creador, el solista, presentador, actor...y no sé qué más decir del increíble Reynold Cárdenas, un músico de gran talento, con una capacidad de empatía con el público joven, que jamás en mi vida podía yo imaginar. Debía narrar la historia de Nold, que en realidad era su propia historia, pero también tenía que interpretar con su instrumento el concierto para fagot de Mozart, no en vano es el fagot solista en la Orquesta de Extremadura.
     Una historia coherente, alternada con fragmentos musicales bien seleccionados y mejor interpretados por una disciplinada orquesta. 
     De la Orquesta de Córdoba, solo puedo decir cosas agradables. El respeto y profesionalidad que me han demostrado, lo llevaré toda mi vida en el recuerdo.


     Ojalá algún día nuestros caminos se vuelvan a cruzar. Una experiencia única y llena de buenos sensaciones, que vienen a demostrarme de nuevo uno de los lemas que rigen mi vida como músico, nada es imposible y nunca es demasiado tarde...
     Hasta siempre Orquesta de Córdoba, un placer!!

Réquiem de Fauré en Dourdan



    Fantástico fin de semana de hermanamiento musical entre la ciudad francesa de Dourdan y Montserrat (Valencia). Se trataba de devolver la visita que había realizado la expedición francesa hace unos cinco meses. El programa de concierto, aún más ambicioso con la incorporación de un Ensemble de viento y percusión por parte de la SIUM, con el que se interpretaba por primera vez el difícil Adagio para instrumentos de viento de Joaquin Rodrigo y un original arreglo de Sevilla de la Suite española de Albéniz realizado por Victor Segura.

    En la expedición de Montserrat contábamos además, con la colaboración de parte del coro de la SIUM, y de esta manera formábamos un gran conjunto vocal  junto al coro de Dourdan.



    El sábado tuvimos nuestra primera toma de contacto con el Tutti de la orquesta y coro. Un ensayo en lo que lo más importante era integrar nuestro viento con la orquesta, el conjunto coral y con los solistas. Hay que destacar que aunque el réquiem ya se había interpretado anteriormente, ahora el coro era al 90 por cien nuevo, al igual que los solistas, arpa y órgano...conclusión, había que ensamblar todo de nuevo en un solo ensayo...vaya locura no? Pues efectivamente un poco valiente si que era la apuesta, aunque dada la entrega y seriedad con la que se comprometió el grupo, el éxito del concierto estuvo más que asegurado. 


   Como conclusión de esta experiencia, solo voy a añadir que actividades de este tipo, no sólo ayudan a crear un entorno ideal que posibilita el intercambio cultural, también contribuye, en gran medida, al fortalecimiento y cohesión del grupo humano, algo totalmente necesario para poder hacer música juntos y tomar conciencia de pertenencia a tu Sociedad Musical.
   Espero que se pueda repetir y en esta ocasión que sea con la Banda Sinfónica al completo. Hasta siempre Dourdan, un placer.

Concierto con la Banda Municipal de Palma de Mallorca

     Siempre tuve la ilusión de llevar a cabo un proyecto musical como el realizado este pasado 6 de Marzo del 2015, con la Banda Municipal de Palma de Mallorca.

     Un concierto que surge de la propuesta de su Director titular Salvador Sebastiá, gran Director y mejor persona, a quien además de agradecer la confianza depositada en mi, debo agradecer la oportunidad brindada para trabajar con una plantilla profesional de tan altísimo nivel. 


     Un trabajo el de esta Banda Municipal que me ha sorprendido gratamente, por varios motivos. En primer lugar destacaría la apuesta por la música original para vientos enmarcada de manera prominente dentro de la programación anual, estrenando composiciones originales para Banda Sinfónica, pero también recuperando repertorio original y transcrito no demasiado habitual en estas formaciones de vientos y percusión. Una apuesta valiente y no exenta de riesgos, pues como todos sabemos, no siempre el público acoge de la misma manera y en todos los sitios el repertorio contemporáneo. 
 
     También destacaría lo interesante y motivador que resulta para la plantilla de la BMP el poder ofrecer conciertos actuando como solista un músico de la propia formación, así como una valiente apuesta por las "rotaciones" en los solistas de cada sección. Como resultado, una plantilla actualizada y motivada para cada uno de los conciertos y un público abierto y deseoso del conocimiento de las posibilidades de una Banda sinfónica. Una vez más, un gran acierto por parte de su responsable artístico.


     Pero lo que más me sorprendió, fue sin duda la labor pedagógica llevada a cabo en cada uno de los conciertos. Aproximadamente media hora antes de cada concierto y durante el tiempo en que el público va accediendo a sus localidades, el Director, compositor y/o solista si es el caso, se dirigen al público para explicar de manera informal el contenido del concierto. Al principio me asusté un poco por esta iniciativa, pues aunque no es nuevo para mi y es algo que hacemos en la SIUM en Montserrat en cada concierto como explicación previa a cada obra, esto siempre lo hace el presentador y nunca antes lo había tenido que hacer el director, sin preparación previa...
     
     Lo que parecía tan intrigante, se tornó en algo coloquial y muy agradable, lo que demuestra que el público agradece y sin duda favorece la comprensión y cercanía entre público e intérpretes. Una buena idea.

  

     Acerca del repertorio de mi concierto, hay que decir que descubrí con grata sorpresa que era interpretado por la agrupación por primera vez. 

     Cuando confeccioné  el programa, me propuse buscar un hilo conductor que diera significado a la elección de las obras y ayudara al disfrute del concierto. Así que se me ocurrió titular "Formas al viento" a un conjunto de obras contrastantes en cuanto a estructura formal y temporalidad. 

     Debo definir la elección de obras, como una verdadera oportunidad para apreciar la riqueza timbrica de una Orquesta de vientos y percusión,  así  como su versatibilidad a través de la diferentes formas compositivas. En la primera parte, se interpretaron compositores de finales del siglo XIX como el holandés  Henrick Andriessen con su Ricercare ,  o el  alemán Oskar Bohme. Estos compositoresnos presentan dos “formas al viento” diferentes entre si. La forma Ricercare, utilizada durante el Renacimiento hasta el Barroco como precursora de la fuga, y el Concerto, en su más estricta definición, explotando las posibilidades sonoras del instrumento solista. 

     Ambas obras originales para orquesta, pero con una cuidada adaptación a grupo de vientos y percusión (mejor la primera, desde mi punto de vista). El Ricercare, compuesto como un verdadero homenaje a la figura de J.S. Bach, en su estreno en 1950 como conmemoración al 200 aniversario del fallecimiento. Acerca de la obra para solista, destacar la fabulosa interpretación de Francesc Castelló con la trompeta, quien además debemos felicitar doblemente por su reciente incorporación como solista a la Orquesta Sinfónica de Madrid. Vamos, un verdadero lujo de solista.




      En la segunda parte, "las formas" viajaron por el siglo XX y XXI. Empezando por el XXI, la obra de Luis Serrano, la dificilísima "Pequeña Suite", obra que pone a prueba a los diferentes solistas de la agrupación, pero sobre todo el balance y coordinación rítmica de todo el grupo en su "galop" final.  La siguiente obra del compositor James Barnes también es una Danza, aunque más bien yo la definiría como un estudio sinfónico, de ahí su nombre, en él aparece un marcado tema del Sur español, y que llega muy directamente al público por esta misma razón.

      Acabé mi concierto con uno de los compositores mas grandes que ha dado la Comunidad Valenciana en cuanto a música original para vientos . Se trata de Amando Blanquer de quien conmemoramos hoy su décimo aniversario de fallecimiento. La “ forma al viento” elegida es una marcha. Una marcha festera, una pieza de calidad tan alta que en pocas ocasiones se interpreta en la calle, es mas corriente hacerlo en salas de concierto.

      Así acaba mi experiencia con la Banda Municipal de Palma de Mallorca, unos días que nunca olvidaré y que espero poder repetir en un futuro...ojalá. Gracias de nuevo a todos los profesores de la Banda Municipal y sobre todo al maestro Salvador Sebastiá.

Concierto con la Sinfónica de Castellón


    Fue el pasado 6 de Febrero de 2015 en el Auditorio y Palacio de Congresos de Castellón, dentro de la programación de abono que realiza la Orquesta Sinfónica. El programa, la cuarta sinfonía de Schubert y la cuarta sinfonía de Brahms. Este concierto se me presentó de manera inesperada tras la indisposición de su titular el Maestro Henrie Adams, quien ya se encuentra felizmente recuperado. Debo resaltar el extraordinario esfuerzo que supuso tener que preparar este programa en tiempo récord, pues se pusieron en contacto conmigo la tarde anterior al primer ensayo. Lo que podía haber sido una locura, se transformó en uno de los momentos musicales más intensos de mi vida. La verdad es que me siento un privilegiado y muy honrado de haber recibido esta responsabilidad por parte del Maestro Adams, a quien agradezco su confianza.
   

      La orquesta, espectacular, el trato y la profesionalidad aún mejor. Además, he tenido la fortuna de trabajar con músicos conocidos y muy buenos amigos otros, con lo que el trabajo ha sido mucho más sencillo.  
       Espero que en el futuro volvamos a encontrarnos. Hasta siempre Sinfónica de Castellón, un placer. Gracias de nuevo Henrie.


El Mesías de Händel

   El pasado 28 de Diciembre del 2014 en la Iglesia Parroquial de Montserrat (Valencia),junto a la Orquesta de cámara de la SIUM y el coro Amicitia, tuve la oportunidad de dirigir una selección del Oratorio El Mesías de Händel.

    Los solístas fueron:
                   Iara Pereira, soprano
                   Inma Pla, contralto
                   Valentín Petrovici, barítono

   Una Iglesia abarrotada literalmente de público que aplaudió tan efusivamente tras el "Aleluya" final, que decidimos repetirlo como "bis".

   Un proyecto que nace de la mano del profesor de la Orquesta, Miguel Chirona, quien ha modelado durante estos últimos meses este reto. Debo reconocer y al mismo tiempo felicitar la labor altruísta y comprometida de todos los miembros de la orquesta, pero también del Coro Amicitia, sin quienes habría sido imposible realizar este concierto.


Aquí dejo unos enlaces de YOUTUBE del concierto:



Requiem de Gabriel Fauré

Este pasado 26 de Octubre con motivo del intercambio cultural que Montserrat realiza con la ciudad de Dourdan (Francia), tuve la inesperada oportunidad de dirigir una de las obras más bonitas y expectaculares del compositor Gabriel Fauré.


    Decir inesperada no es una exageración,  pues con tan sólo una semana de antelación a la llegada de la expedición francesa, se me comunica por parte de la organización la necesidad de que sea yo el Director. Una agradable noticia, pero claro, se suponía que yo solo debía preparar los vientos y ahora debía montar en tan solo tres ensayos un conjunto formado por cerca de 130 músicos entre coro, orquesta y solistas.


    Arropado por la Directiva de la SIUM y un grupo de voluntariosos músicos de Montserrat, entre los que destacaré a Miguel Chirona por su labor altruista y comprometida, me puse manos a la obra en tan precoz proyecto. Durante los primeros ensayos con la Orquesta de Dourdan, descubrí enseguida la buena labor desarrollada por su responsable musical, el Sr. Angelo Schito así como los profesores de los chicos y chicas que formaban la orquesta. Disciplina, seriedad y compromiso, son solo algunos de los términos que me atrevo a enunciar al referirme a esta joven orquesta. Por tanto una buena noticia que si además le añadimos a nuestros músicos de viento y cuerda de Montserrat, conformaban una plantilla más que digna para este concierto. Un total de 52 músicos, siendo 23 franceses y 29 de la SIUM de Montserrat.


       No podemos olvidar la fabulosa labor que ha realizado el Coro de Montserrat con la colaboración de la coral Silvela de Xirivella, dirigidas magistralmente por sus directoras Marta Mármol e Iara Pereira. Trabajar con músicos amateurs es confortante, pero en ocasiones te obliga respetar unos límites que pocas veces se pueden revasar, a no ser, como en este caso, que la ilusión y las ganas de superación obren lo imposible. Desde aquí, mi homenaje y felicitación a todos y todas los integrantes del Coro de Montserrat y a su Directora Marta Mármol.
        


      Para los solistas del réquiem la soprano Alexia Vazquez de Prada y el barítono Valentin Petrovici, dar mi enhorabuena por un trabajo profesional y brillante. Por último dar las gracias a la labor callada y fundamental de Inma Pla, quien me ha ayudado de principio a fin con este concierto. A bientôt!!

La música como herramienta de integración social


 En esta entrada de mi blog, quisiera compartir un resúmen de la conferencia que hice el pasado 23 de Octubre en el Ayuntamiento de Montserrat. 
 
E
l tema de esta conferencia es la Música como instrumento de inserción social o más bien sobre la influencia y poder que la música puede llegar a tener para integrar a las personas en un mismo entorno social. Dicho así, consideraré el término inserción como sinónimo de.






   Lo primero sería explicar en un sentido global a qué nos referimos con inserción social. Podríamos definirlo, como el proceso mediante el cual un individuo adquiere consciencia de pertenencia a un grupo. Un individuo integrado por tanto, es aquel que se encuentra unido y  en relación con los demás. También de modo general, podríamos considerar la inserción social, a un proceso mediante el cual este individuo, acepta unas normas consensuadas por el grupo de manera democrática.  En este sentido del término, me atrevería a definir tres tipos de integración: una primera sería la racional, con la que el individuo tiene plena consciencia de pertenencia al grupo, con unas consecuencias derivadas en cuanto a responsabilidades y obligaciones con él mismo y con los demás. La segunda, la inserción emocional, en la que el individuo además, se identifica con los valores y características que definen al grupo y por tanto es capaz de crear lazos de empatía entre sus miembros y por último, una inserción social, en la que el individuo se siente como un “igual” con la misma consideración y tratamiento que el resto de integrantes.  Desde mi punto de vista, para que la inserción social sea plena, deben aparecer los tres tipos.
 
     Las herramientas que nos permiten llegar a esta plena inserción, están definidas por múltiples estudios e itinerarios experimentales y en ocasiones responden a complejos programas sociales propuestos por el Estado, aunque en ocasiones también por organismos sociales no gubernamentales.

     En el caso que nos ocupa, cuando esta inserción social viene ayudada  por la acción directa de la Música, el proceso se vuelve algo más complejo.  Y es que, es  evidente la capacidad que tiene la música para influir en el ser humano, a todos los niveles, tanto psicológico, intelectual, emocional…y que la experiencia y sobre todo la historia, nos ha demostrado que la Música contribuye a desarrollar aspectos extra-musicales, como el sentido de colectividad, el sentido de pertenencia, la disciplina, la responsabilidad con uno mismo y con los demás, eleva la autoestima…y un largo etcétera.  “Hacer música”, implica una necesaria comunicación entre las personas, lo que provoca irremediablemente un desarrollo de la amistad y un entendimiento mutuo convirtiéndose así en un buen medio de transformación social.

      En las últimas décadas hemos sido testigos de la aparición de novedosos proyectos de educación artística y musical en los que la preocupación se centra en los problemas que rodean a los niños y jóvenes. Tanto en el ámbito de la educación académica como de la no formal, las artes, y principalmente la música, aparece como fundamental para la integración social, y por qué no decirlo, en construcción de la ciudadanía. 

    En palabras del maestro Jose Antonio Abreu, mentor del “Sistema de orquestas juveniles de Venezuela”, “La música es el instrumento irremplazable para unir a las personas”.      

      Este llamado “SISTEMA” es un verdadero ejemplo vivo de inserción social mediante la música. Consiste básicamente en un programa social del Estado venezolano para combatir las desigualdades sociales y educativas a través de la música. De esta manera, reune a niños y jóvenes con riesgo de exclusión social por diversas razones, desde niños con dificultades de aprendizaje y necesidades educativas especiales, como pueden ser ciegos, sordos o autistas, pero también niños de zonas deprimidas en las que hay muchas posibilidades de fracaso escolar y faltay de alternativas culturales. También se crean orquestas penitenciarias, con lo que se favorece la inserción. Los resultados de este sistema, son sorprendentes, no sólo por dotar a cada ciudad de una Orquesta y elevando el nivel cultural de, en este caso, Venezuela, con figuras prominentes en el panorama musical como el caso del famoso Director de Orquesta Gustavo Dudamel (Los Angeles, Gotemburgo y Simon Bolivar), también y lo más importante, ha servido para mejorar la calidad de vida de una población desfavorecida mejorando la convivencia e inserción social. Es un modelo que se está copiando en otros países, como por ejemplo en Colombia con su proyecto “Batuta”, Perú, Chile o Inglaterra, con su programa “In Harmony”, cuyo desarrollo ya está dando unos resultados similares. Algunos de estos proyectos han tenido una amplia difusión mediática aunque aún se encuentran en pleno proceso de desarrollo.




       Evidentemente, todos estos proyectos tienen un trasfondo político, cuyo objetivo final es la creación de orquestas. Afortunadamente no todos los proyectos tienen esta finalidad. Hay otros, de menores dimensiones y de menor trascendencia mediática que surgen de iniciativas particulares, como organizaciones no gubernamentales que trabajan tanto desde las  escuelas de música como en asociaciones vecinales y por supuesto las Sociedades Musicales.
       En España, la consideración de la Música a niveles tanto educativos como socio-culturales, ciertamente no atraviesa sus mejores momentos. A nivel académico, hemos atravesado en las últimas décadas diferentes reformas educativas donde las artes y en concreto la música, han tenido y tienen desde mi punto de vista una presencia testimonial, que pienso a título personal, es insuficiente. La educación musical de los futuros ciudadanos y por ende del futuro público, que son quienes en definitiva deben llenar las salas de concierto y demandar música a través de diversos espacios, constituye una cuestión casi tan importante como la creación de orquestas y escuelas de música. Sería un total contrasentido llenar un país de salas de conciertos, teatros y palacios de ópera, para que sólo asistan un 1 por cien de la población.
       La situación actual, en la que vemos Orquestas al borde de la desaparición, músicos, directores y compositores en una situación laboral complicada…, hablar de función social e inserción social de la música, es algo que puede resultar paradógico, pero a la vez necesario debatir si queremos dar solución y sobre todo, si queremos dar significado a la labor de entidades que se están esforzando en esta dirección.       
       Ahora, personalmente, durante el período que llevo enseñando música como profesor, tanto en la Enseñanza secundaria obligatoria, como en las diferentes escuelas de música en las que he sido Director, sí que es cierto que he podido valorar en primera persona  el poder que tiene la música como catalizador en el equilibrio de la diversidad social, y que al contrario de lo que piensan algunos, no sólo obedece al terreno lúdico-festivo. Por ejemplo, en los últimos años y dentro de la Enseñanza Obligatoria ESO, tuve el privilegio de colaborar en el denominado programa INTEGRA. Este, era un ambicioso programa educativo, propuesto desde la Consellería de educación valenciana, cuyo principal objetivo era recuperar alumnos/as en riesgo de exclusión social por cuestiones de absentismo, provocadas en su mayoría por la falta de seguimiento familiar y pertenecientes normalmente a colectivos desfavorecidos tanto social como económicamente.
       Procedentes mayoritariamente de la etnia gitana, aunque no todos, estos alumnos y alumnas presentaban desde el principio una actitud de rechazo hacia todo lo que significa algo impuesto y obligado. Acostumbrados a no regirse por casi ningún tipo de norma social ni educativa, excepto por las suyas propias, resultó difícil encontrar argumentos para “engancharlos”. De este modo, se nos ocurrió partir de aquellos aspectos por los cuales sentían algo de interés y afortunadamente, la música fue una de ellas. 
        De manera increíble y de modo radical, estos alumnos cambiaron su actitud cuando nos propusimos fabricar en colaboración con al aula de tecnología unos cajones flamencos. No sólo había que fabricarlos, había que diseñarlos, dibujarlos, calcular los materiales necesarios y elaborar un plan de trabajo por escrito. De esta manera obteníamos nuestros objetivos académicos al desarrollar las capacidades de lectura, compresión escrita y cálculo matemático y a la vez, los alumnos se sentían motivados por el resultado de un producto creado por y para ellos. 
      Una vez fabricados, el siguiente paso, fue más difícil. Asimilar la importancia de los ensayos en la interpretación grupal, costó un tiempo, pero de manera sorprendente cuando se ponían a tocar y cantar comenzaban a escucharse unos a otros, sin interrumpirse y aceptando normas sociales no impuestas, como el respeto al turno sus compañeros, la igualdad de oportunidades, la tolerancia ante las dificultades de los demás, la paciencia, el concepto de liderazgo no impuesto, el orden, el autocontrol y sobre todo, algo que nos llamó poderosamente la atención, la gestión de sus emociones, algo que habría resultado imposible pensar en estos alumnos, quienes carecían de unos valores no adquiridos en sus propias casas y que hacía casi imposible la convivencia con los demás. Desde luego, un verdadero modelo de integración social, a través de la música. 
       Pero también les hablaba antes de importancia de las asociaciones no gubernamentales, con la misma o más capacidad de inserción social. Aquí en Valencia, las Sociedades Musicales son un verdadero ejemplo demostrado de mecanismo de inserción social a través de la música. Principalmente en las tres provincias de la Comunidad valenciana, pero últimamente también en otras comunidades como la gallega o la Comunidad de Madrid. 
       Las Sociedades Musicales constituyen una plataforma educativa y cultural sin precedente en el panorama mundial, pues se basan, casi sin desearlo,  en el principio fundamental de la inserción social, la aceptación de todos sus miembros sin distinción de sexo, raza, religión, edad, casta o clase social…La aceptación de todos sus miembros sin ningún tipo de característica previa ni requisito, hace a las Sociedades Musicales diferentes, incluso comparándolas con las Enseñanzas Musicales regladas, quienes sí realizan pruebas de acceso.
     Llegados a este punto, lanzo la siguiente pregunta desde el punto de vista de las relaciones humanas, ¿Qué entendemos realmente por una agrupación musical?...Evidentemente se trata de un grupo humano, cuya finalidad es interpretar música ya sea mediante el canto o la interpretación instrumental, pero si nos fijamos bien, también es como una sociedad en pequeñito -de hecho así se llaman, Sociedades Musicales- donde cada uno tiene una misión particular, detallada en un papel codificado y secreto, la partitura.  El resultado final, el concierto, es el  producto de semanas o meses de trabajo en grupo, y aquí es donde radica la magia de todo el proceso, en el trabajo en grupo. Un resultado común basado en la diversidad. 
        Además y dentro de esta Sociedad, hay otro equipo integrado de personas, un grupo de personas que no son músicos. Son los que su sentimiento de pertenencia al grupo les viene dado por cuestiones organizativas y/o administrativas, y sin las cuales no tendría  futuro la existencia del grupo. En ellos radica la labor menos reconocida y más ingrata, pues éstos no reciben nunca el aplauso ni reconocimiento del público. De nuevo, aquí la integración social responde al altruismo y voluntariado como único requisito y pone en valor las cualidades de empatía y el “saber delegar” de sus miembros. 
        Volviendo de nuevo de la agrupación musical en concreto, aquí las únicas clases que hay, por llamarlo así, son las secciones de viento-madera, el viento-metal, la cuerda y la percusión. Cada una con la misma importancia. Para poder pertenecer a cada sección, no es necesaria más que una condición, la responsabilidad y respeto hacia los demás con el cumplimiento de tu trabajo. Un trabajo que consiste en,  asumir tu responsabilidad asistiendo a suficientes ensayos como para hacer digna tu interpretación y como consecuencia la de tu sección. Si trabajas lo suficiente y demuestras aplicación y espíritu de superación, además, te puedes llegar a convertir en portavoz de tu grupo o sección, aquí llamado en el argot de la música, “el o la solista”.
        Y es que no hay mejor ejemplo y modelo de inserción social a través de la música que a través de una agrupación musical, Banda, Orquesta, Coro, Rondalla…. Yo particularmente definiría la agrupación musical como el espacio de convivencia con mayúsculas, donde toda la diversidad que la forma, es enriquecedora por sí misma. Esto, quiere decir que cuanto más diferentes seamos dentro del grupo, y cuanto mayores sean las particularidades que nos definan de manera individual, más posibilidades tenemos de  aprender cosas unos de otros.
       Los músicos hacemos esto de manera inconsciente, estamos acostumbrados a hacerlo todos los días de manera automática. Somos capaces de esperar pacientemente el tiempo que sea necesario durante un ensayo a que un compañero aprenda un pasaje musical de la obra, porque sabemos que su buena acción musical condiciona la nuestra y que quizás mañana seremos nosotros los que necesitemos que nuestros compañeros aguarden pacientemente a que aprendamos nuestra parte. Sabemos que vencer poco a poco las dificultades que se nos presentan a través de los ensayos, no sólo eleva nuestra auto-estima, también la del conjunto, y lo más importante para mí, constituye un verdadero ejemplo y lección de superación. 
       Y es que las personas que integramos la agrupación musical somos diferentes, cada uno venimos de un contexto familiar y una realidad social diferente. Tenemos maestros, operarios, todo tipo de licenciados, músicos profesionales, niños, jubilados, estudiantes, amas de casa…cada uno con una educación y escala de valores diferente,  con diferencias tanto culturales como laborales, pero con un objetivo común que es la música.
     
       La labor social que desarrollan las Sociedades Musicales es tan compleja y profunda, que sería necesaria la participación en esta conferencia de un sociólogo, un psicólogo, un pedagogo, y todos aquellos profesionales dedicados al estudio de las relaciones humanas y aún así nunca terminaríamos de explicar la riqueza y complejidad que es capaz de desarrollar. Es necesario insistir ante las autoridades y responsables culturales competentes, sobre la importancia de cuidar y potenciar Las Sociedades Musicales, pues como he intentado transmitir durante esta ponencia, no sólo deben considerarse en su vertiente lúdico-festiva. Su labor como herramienta de inclusión social a través del espacio de convivencia que es capaz de generar, debe ser considerada fundamental para la cultura y educación de nuestros hijos.
      Para acabar, quisiera hacer mención al acontecimiento que vamos a asistir durante estos días. Aunque no se trata de una actividad de inclusión social por sí misma, si que se podría considerar de integración de dos sistemas educativos y culturales diferentes, en la que la Música desarrolla de nuevo su misión catalizadora y enriquecedora de las relaciones humanas. 
     Espero que este sábado podamos disfrutar de la magia que es capaz de provocar la música como instrumento de inserción, pero también de convivencia y hermandad entre los pueblos de Dourdan y Montserrat. 
     Muchas gracias por su atención.
 

W3C Validations

Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Morbi dapibus dolor sit amet metus suscipit iaculis. Quisque at nulla eu elit adipiscing tempor.

Usage Policies